La Agencia de Salud Pública de Cataluña ha decidido limitar la presencia de carne roja en los menús de las guarderías de la región y eliminar el consumo de carnes procesadas como embutidos, por ejemplo. La Generalitat adapta así su guía de Recomendaciones para la alimentación en la primera infancia (de 0 a 3 años) a las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud tras el informe que presentó en octubre del año pasado uno de sus organismos, la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC, por sus siglas en inglés).

Así, el documento que marcará las pautas en la alimentación de los niños más pequeños en las guarderías catalanas limita a dos raciones por semana de carne roja e incluso, en general, habla de reducir la ingesta de proteínas de origen animal, pues “en nuestro entorno se consumen en exceso, lo que se asocia a un riesgo  más elevado de desarrollar obesidad infantil”.

En las referencias a la carne en la guía, también destaca que en el tramo de 6 a los 12 meses de edad la cantidad diaria de carne debe rondar los 20-30 gramos, pero que se debe elegir preferentemente carne blanca, es decir de animales como el pollo, el pavo o el conejo.

Vegetarianos y veganos

Asimismo, la guía aborda las distintas opciones de alimentación exenta de carne como el vegetarianismo y el veganismo. Sobre ellas, dice el documento, “si no se presentan con cuidado y conocimientos pueden implicar un riesgo de deficiencias nutricionales y de energía, especialmente en el caso de las dietas más restrictivas como la vegana. Por esta razón, en estos casos es recomendable consultar a un experto profesional de la salud en comida vegetariana. Dietas extremadamente restrictivas tales como Macrobiótica, los frugívoros o crudívora se han asociado con un deterioro en el crecimiento y, por lo tanto, no se puede recomendar para los niños.

Algunos expertos ajenos a la Administración catalán alertan de la alimentación exenta de proteínas de la carne en niños muy pequeños. Benjamín Caballero, profesor de la Facultad de Salud Pública de la Universidad Johns Hopkins de Estados Unidos, explica a El Carnívoro Feliz que “una dieta vegetariana no es recomendable para niños menores de 5 años, ya que los pequeños tienen necesidades especiales y una capacidad de consumir comida que es limitada. Pero para los niños mayores y adultos, todos los nutrientes esenciales pueden ser obtenidos de fuentes vegetales”.

Dejar respuesta