Cierto es que la costa del norte de Alicante, como sucede en  casi todos los destinos de playa en España, invita a sentarse en una terraza frente al mar y disfrutar de una cerveza y frutos del mar desde unos mejillones al vapor, boquerones, sepia o marisco en todas sus formas. En el caso de las tierras valencianas, el arroz y la fideuá tienen su hueco en todas vacaciones que se precien. Sin embargo, en una semana o quince días de veraneo también uno puede echar de menos la buena carne. La extensa, variada y vanguardista oferta gastronómica de Dénia -donde suenan nombres como el de Quique Dacosta- incluye varios restaurantes de interés (tanto para el paladar como para el bolsillo) donde degustar buenos solomillos, entrecots y hamburguesas caseras en los que se demuestra gran pericia para darle  al alimento el punto deseado por el cliente. Vamos a repasar algunos de los más destacados de la ciudad alicantina y sus alrededores.

beefBBQ Fuego: Local situado frente al puerto con una carta extensa de carne sobra la que se aplica toda su experiencia en el manejo de las brasas. Uno de sus platos emblemáticos es el pollo asado con patatas fuego y verduras. Las patatas, complemento imprescindible, trasladan  al paladar el mensaje del fuego. El otro plato estrella es la hamburguesa de Black Angus de 225 gramos con queso gouda y bacon. Además, cuentan con una amplia carta de otras carnes y cortes, como solomillo y entrecot -ambos de ternera gallega-, pierna de cordero, costillas de cerdo y una super parrillada que permite probar tanto  la ternera como el mítico  pollo.

Hero: Es uno de los restaurantes más conocidos entre los veraneantes más veteranosCaptura, pues lleva funcionando y en las mismas manos desde 1981. Entre las carnes destaca un magret de pato con salsa de cerezas. Se proveen de la mejor materia prima para ofrecer solomillos exquisitos con las clásicas salsas de roquefort o pimienta, con champiñones y cebolla o con una mousse de foie al Pedro Ximénez. La cara es prolija en carnes, con entrecot, brochetas de cerdo con salsa saté, escalope vienés o pierna de cordero lechal entre otras opciones.

El Racó del mar: Un sitio sencillo con el que uno tropieza. No está en Dénia, sino en la carretera que llega hasta allí desde Oliva. Es un local ideal para ir con niños, pues cuenta con parque infantil y sitio de sobra para jugar. Su parrilla mima la carne y el olor atrapa ya a varios metros de distancia. Destacan las costillas barbacoa, con una salsa muy rica y con la carne que se despega del hueso sin tirones. Pero tenemos a nuestra disposición fantásticos chuletones, chuletas y entrecots además de escalopes vieneses y parrilladas mixtas. Es el clásico restaurante para que los que no quieran tomar carne tengan una amplia variedad de frituras, pescados y ensaladas.

carneCanbroch: Al igual que el BBQ Fuego cuenta con una ubicación privilegiada frente al puerto deportivo de Denia. Parece un restaurante de lo más clásico y sin embargo a todos sus platos les aporta toques más originales de lo que se podría pensar en un principio. Cuenta con un gran menú degustación donde combina raviolis de calamar, gazpacho con gambas o cigalas a la plancha que dan lugar al plato fuerte que no es otro que una grandiosa carne a la piedra que se sirve al centro. Un poco de sal o romero y a disfrutar.

Dejar respuesta