“En los próximos años, consumir carne va a ser una experiencia completamente distinta a lo que es hoy”. Quien así habla es el ex futbolista francés Julien Escudé, conocido aquí en España por su militancia en el Sevilla, que se ha lanzado hace unos meses junto con su mujer a la aventura de abrir el restaurante SQD Meat Point. Este local, especializado en carne de calidad, bebe de las raíces francesa y española de sus propietarios, aunque ambos reconocen que la inspiración les llegó en Turquía, donde Julien jugó su última etapa como profesional en el club Besiktas. Allí conocieron un concepto de restauración de carne que les fascinó y no habían encontrado aquí en España, con las carnes maduradas expuestas con el carnicero trabajando delante de los clientes. Buscaron un local que se ajustase a sus preferencias y ya llevan diez meses dando el callo en la capital. Porque, como ellos mismos dicen, si han puesto este restaurante en marcha es para hacerlo bien, implicarse totalmente e intentar ofrecer una calidad y un servicio que valgan la pena.

Para este viaje, han contado con el apoyo del prestigioso carnicero francés Yves-Marie Le Bourdonnec, cuyo leit motiv es el consumo de carne de calidad, el corte artesanal de las piezas y la elección de un ganado criado de forma natural y con la alimentación de siempre. Ellos mismos confiesan que han aprendido mucho de él y de todos los lugares a los que han viajado para conocer de primera mano el mundo internacional de la carne.

El restaurante recibe al cliente con una cocina vista donde se puede ver al jefe de cocina y los cocineros preparando la carne del día. El ambiente es diáfano, elegante y con personalidad. La carta está compuesta por un grupo de entrantes entre los que destacan la cesta de crudités, el foie-gras de Pau, la cecina de León o los spaghetti del Bósforo. Entre los platos principales podemos encontrar Steak Tartar, Vaca Rubia Gallega, Buey de Lyo o Sal-Angus Hereford. Merece especial atención los postres, en concreto el Chariot (un carro de postres) muy cuidados y de amplia variedad según el día.

Julien, como deportista de élite que ha sido, tenía clara la necesidad de ofrecer alimentos de mucha calidad y así se refleja en la carta. Tanto a él como a Carolina, están implicadísimos en el concepto y el devenir de su restaurante y su apuesta ya se ha convertido en un referente en la ciudad.

Dejar respuesta